15 de noviembre de 2008

Conferencia de F. Martínez Marzoa: "Música, prosodia y logos"

En el marco de una serie de conferencias dedicadas a la relación de la música con la filosofía organizado por el grupo Megalophonos en la Universidad Complutense de Madrid, Felipe Martínez Marzoa ofreció la siguiente conferencia con el título: Música, prosodia y logos.
...
El primer video contiene la conferencia y el segundo se corresponde con la sesión de preguntas.
...
...

...

...
via Megalophonos
...
...

Entradas relacionadas



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me sorprende la coherencia con la que M. Marzoa es capaz de dar con un mismo fenómeno (el de la "desaparición" de Grecia y la aparición de lo de después) atendiendo a los más diversos ámbitos: El de la teorización del tiempo en Aristóteles, el de la Polis, aquí el de esas características tan particulares de la lengua griega, etc.

De la sesión de preguntas me pareció genial el desarrollo que hizo desde el modelo metafísico moderno del Uno-Todo hasta el Eterno Retorno de Nietzsche para terminar en los avances técnicos y las concepciones musicales de A. Schoenberg y cosas parecidas.

Muy interesante el video.

HEIDEGGEERMARZOA dijo...

a

HEIDEGGERMARZOA dijo...

Es un verdadero placer leer los libros -en este caso oir la conferencia- de Marzoa. Lo es por su profundidad, su riqueza de ideas y porque no copia de los demás; su pensamiento es original.
Es lamentable lo que escriben la
mayoría de los "filósofos". Es un
continuo repetir pensamientos de
los clásicos ya manidos, y luego copiarse los unos a los otros. A esto es a lo que se llama el diálogo de los sabios. Hay algo
en la conferencia que llama poderosamente la atención, y es la vanidad y la estupidez de todos esos niños de papá que estudian en
eso que llaman la Universidad y yo llamo la Fábrica de los Burros,
porque esos chicos estúpidos dan la impresión de no tener ni idea de nada, sobre todo ese de la barba que se cree que es un "intelectual" y es simplemente un cateto. Tengo una pregunta para los profesores de esa pandilla de catetos: ¿porqué no se dedican a otra cosa y se llevan con ellos a esa caterva de impresentables?. Ya es hora de que en este país se pidan cuentas a los
que enseñan y a los que estudian
en vez de que las pidan ellos a los demás.
!Ya está bien que las Universidades
estén llenas de burros¡
!Seriedad y estudio¡
!Amor a la verdad¡

Juan Rico Azorín